Nohmul, cuando una pirámide se convierte en carretera.

Si hace tres días nos entusiasmábamos con un descubrimiento arqueológico en Irak, hoy en cambio nos hemos despertado con una noticia desastrosa por la gravedad de una acción más que deplorable.

Nohmul es un yacimiento maya precolombino de unos 20 km cuadrados, localizado en Belice, en el cual destacaba una pirámide de 2300 años de antigüedad y 30 metros de altura.
A pesar de que la ley beliceña establece que cualquier vestigio prehispánico está protegido por el Estado, el 13 de mayo excavadoras y material pesado destruyeron el monumento y la plataforma del templo con objeto de reutilizar la piedra obtenida en la construcción de una carretera.

No hace falta recordar que el patrimonio histórico de un país lo hace único, no se puede pensar que no son más que piedras, es el pasado de un país y por tanto debe ser preservado y protegido contra oportunistas que lo puedan dañar o como en este caso destruir. Y lo peor de todo: para extraer un rendimiento de ello.

El País publica un artículo detallado con mas información.

Anuncios