Civilización minoica (II). Arte.

El arte minoico es uno de los más ricos del mundo egeo y se desarrolló entre el 2.800 y el 1.400 a.C. en la isla de Creta. Sus principales características son el colorido, la vitalidad, las formas sinuosas, la elegancia y el dinamismo de sus representaciones. Los temas festivos están presentes en todas las manifestaciones artísticas, incluso en los sarcófagos:

sarcófago cretense

Representación de una ofrenda religiosa en un sarcófago de Hagia Triada. Museo arqueológico de Heraklion.

imagen de las columnas y sus capiteles

imagen de las columnas y sus capiteles

Ya hemos hablado en otro post acerca del palacio minoico. A pesar de constituir el principal edificio de la sociedad cretense, no se pretendió dotar a este tipo de construcciones de la solemnidad y la monumentalidad de la que hicieron gala otras civilizaciones como la egipcia o la persa. En realidad el palacio minoico es único, sus características no se han dado en ningún otro lugar del planeta. Sus techos eran en general bajos y por ser rectos podemos hablar de arquitectura arquitrabada. Se perseguía la idea de la comodidad, el palacio tenía numerosas terrazas, patios de ventilación, sistemas de canalización de aguas residuales y tragaluces en las habitaciones. Las columnas eran de madera, tenían un capitel de forma bulbosa y carecían de basa. Como ya comentamos anteriormente, los palacios fueron destruidos y reconstruidos en varias ocasiones por causas desconocidas, se baraja la posibilidad de desastres naturales o invasiones violentas.

En la pintura destacan los frescos de las paredes por su intenso colorido y la influencia del arte egipcio en cuanto a la representación de la naturaleza y el cuerpo humano, pero con una mentalidad diferente a este último. Aquí prima el movimiento y las formas sinuosas. Es una muestra de creatividad, delicadeza, gran belleza y estilización.

akrotiri_boxers

fresco de los delfines

cnosos2

Esta pintura ha recibido el nombre de "la parisina"

Esta pintura ha recibido el nombre de “la parisina”

Predomina una gran armonía entre formas y colores y la tendencia a representar las figuras de perfil. Los fondos suelen ser lisos sin perspectiva. Los personajes de la corte, los temas cotidianos, las actividades deportivas, animales y vegetación son las manifestaciones más recurrentes. Destacan los peinados, los adornos y los jóvenes de aspecto ágil y atlético.

Fresco del llamado príncipe de los lirios

Fresco del llamado príncipe de los lirios. Cnosos ca.1500 a.C. Museo de Heraclión. Creta

Escultura: Se han encontrado varias estatuillas de pequeño tamaño que sugieren el posible culto a la fertilidad. Llevan serpientes en las manos aunque no sea un animal demasiado común en la zona.

diosa de las serpientes

diosa de las serpientes

El toro está presente en diversas representaciones del arte minoico.

Ritón, vaso ceremonial decorado como cabeza de animal, en este caso de toro. Los cuernos son de oro y los ojos de cristal de roca.

Pero quizás lo más llamativo se da en la cerámica, que se clasifica en tres periodos diferentes: la Camares o Kamares, que aparece en el minoico medio con fondo negro y dibujos claros, la marina y la floral.

knossos_kamares

Cerámica de Camares, fondo negro

Cerámica de Camares, fondo negro

anfora cretense

ánfora minoica. 1500 a.C.

Kamaresvase_2

Phitoi, grandes vasijas de almacenaje

Phitoi, grandes vasijas de almacenaje

Hasta aquí una pequeña muestra del arte de una sociedad que vivió hace cuatro mil años, pero que parece actual por su frescura y su vitalidad.

Para una información más completa adjunto el excelente trabajo realizado por Mª Carmen Calonge Moreno y Roberto Lérida Lafarga.