El estandarte de Ur

El estandarte de Ur es ante todo hoy en día una obra de arte de estilo sumerio-acadio que actualmente se conserva en el Museo Británico.
Es una caja de madera con forma trapezoidal, adornada con un mosaico formado por incrustaciones de madreperla y lapislázuli unidas originalmente a la caja con betún. El estandarte fue hallado en las excavaciones de la necrópolis real de la antigua ciudad de Ur, (Mesopotamia, actual Irak)  en 1920. Este objeto fue encontrado sobre los hombros de un hombre en la tumba de la reina Puabi, junto al resto de sirvientes y tesoros. Para más información sobre el tesoro de Puabi clica aquí. Corresponde a la época arcaica dinástica, hacia el 2600 a.C.  En ella se observan aspectos de la vida y costumbres de la sociedad mesopotámica, concretamente de los reyes de la I dinastía de Ur.

estandartedeur

Consta de dos paneles rectangulares cuyas caras miden 21,5 x 49,5 cm pero su función aún no está clara. Podría tratarse de un estandarte que se colocaba en lo alto de un mástil a la entrada del templo o del palacio, o quizás podría ser la caja de resonancia de un instrumento musical e incluso hay quien cree que sería una parte de un mueble.

Sus dos paneles son llamados “Cara de la guerra” y “Cara de la paz”. Cada uno se divide en tres frisos que se leen de abajo a arriba y de izquierda a derecha.

estandarte_ur_B

Cara de la paz

En las dos bandas inferiores de esta cara de la paz está representada una procesión de siervos portando los tributos que van a ofrecer a su patesi o rey. En la fila superior se puede ver una celebración en la cual observamos al rey sentado, en el lado izquierdo. Su imagen tiene un mayor tamaño que la del resto de personajes atendiendo a la ley de jerarquía, rasgo común con las representaciones egipcias. Los súbditos están sentados frente a él bebiendo.

Músico y cantante

Músico y cantante

En esta misma banda destacamos la curiosa escena en la fila superior, esquina derecha, en la que un músico toca el arpa amenizando la fiesta. A su lado se encuentra un cantante con las manos sobre el pecho.

En la cara de la guerra se narra una victoria militar y la posterior celebración. En la hilera inferior aparecen carros de cuatro ruedas comandados por el rey y su visir, armados con lanzas y un carcaj con flechas, los cuales avanzan arrollando a los enemigos.

Cara de la guerra

Cara de la guerra

El rey y sus súbditos llevan un casco que deja la cara descubierta. En la banda central podemos observar a los enemigos supervivientes siendo conducidos ante el rey con grilletes en las manos. Finalmente la banda superior muestra a los prisioneros atados ante el rey, de nuevo representado con un tamaño superior al del resto de personajes y portando una lanza. Todos los personajes están representados de perfil, otro rasgo común con el arte egipcio.

Tras una cuidadosa reconstrucción, pues se encontró prácticamente destrozado, el estandarte de Ur se reveló como un documento historiado en imágenes muy valioso que nos permite conocer la forma de vida de la sociedad mesopotámica en lo que respecta tanto a sus actividades cotidianas como a las ceremoniales.

Anuncios

Los barcos de Calígula en el siglo XX

Busto de Calígula

Busto de Calígula

Su verdadero nombre era Cayo César Augusto Germánico. Fue el tercer emperador de Roma tras Augusto y Tiberio y pertenecía a la dinastía Julio-Claudia instaurada por Augusto. Calígula era el mote por el que se le conocía que venía a significar “botitas”, pues desde pequeño se acostumbró al uso del calzado de los soldados romanos denominado calige. 

La primera etapa de su mandato se caracterizó por una gestión impecable que llevó al imperio a un periodo de prosperidad. Todo cambió a raíz de una grave enfermedad tras la cual el emperador nunca volvió a ser el mismo. Su fama de excéntrico es de sobras conocida, así como su locura y su crueldad que marcaron el resto de su gobierno, hasta que finalmente en el año 41, tan solo cuatro años después de subir al poder, fue asesinado por su propia guardia pretoriana. El Senado romano dictó la damnatio memoriae, un edicto por el cual se condenaba la memoria de un enemigo del Estado tras su muerte. Por ello se procedió a eliminar todo cuanto pudiera recordar al condenado: inscripciones, imágenes, mosaicos, monumentos etc. Una total condena al olvido.

Uno de los barcos

Uno de los barcos

Sin embargo, algunas de sus obras sobrevivieron en cierto modo, tal es el caso de los dos enormes navíos de recreo que Calígula había mandado construir en el lago Nemi en las afueras de Roma, sobre el año 37 de nuestra era.

El lago Nemi

El lago Nemi

Calígula_barco2

Fueron los navíos más majestuosos y lujosos que habían sido construidos hasta la fecha. Tenían grandes columnas, mosaicos y recubrimientos de pan de oro, además de una moderna tecnología para la época.

Vista de uno de los cascos

Vista de uno de los cascos

Estaban dotados incluso de un sistema de calefacción por medio de tubos de aire caliente bajo los mosaicos. Se propulsaban a remo y a vela y no habían sido diseñados para la navegación en aguas abiertas. Las embarcaciones fueron hundidas tras el asesinato de Calígula, permaneciendo casi 1900 años bajo el agua. En el siglo XV nació un claro interés por encontrar dichos barcos sin éxito. En el siglo XIX se recuperaron varias piezas de mosaico y mármoles.

Algunos de los objetos recuperados.

Algunos de los objetos recuperados.

En 1928 Mussolini decidió hacer drenar el lago para rescatar los dos navíos de 71 y 73 metros de eslora por 20 metros de manga. En 1931 los dos barcos emergieron tras remover 40 millones de metros cúbicos de agua, una obra faraónica sin duda. Se edificó un museo en la orilla para albergar ambas naves.

Ancla de uno de los dos barcos.

Ancla de uno de los dos barcos.

Los investigadores discuten acerca de la función de dichas embarcaciones, unos creen que debido a su rica ornamentación fueron barcos de placer para entretenimiento de sus pasajeros, otros piensan que podían constituir plataformas para la realización del culto a Isis del que Calígula era adepto. Por otro lado, en este lago se celebraba el culto a la diosa Diana cuyo santuario se hallaba en una de sus orillas, por lo que las embarcaciones podrían haber sido templos flotantes en honor a Diana.

Visitas a los barcos

Visitas a los barcos

Sea como fuere, el 31 de mayo de 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán durante su retirada de Italia, bombardeó intencionadamente este museo con las dos embarcaciones en su interior. Había transcurrido poco más de una década desde la recuperación de las naves del fondo del lago para esta vez desaparecer para siempre.

La ruta de la seda

Uno de los itinerarios comerciales más importantes del mundo antiguo se originó en torno a la seda fabricada en China. La llamada ruta de la seda llegó a ser una amplia red de caminos que unía las tierras chinas con el continente europeo. A su vez se utilizó para el transporte de mercancías de origen oriental como las porcelanas, el jade o las especias entre otros. Europeos y árabes exportaban a su vez oro, plata y lana principalmente. La plata era utilizada como moneda de cambio a lo largo de todo el trayecto.

maparutadelaseda

Vollmer, John. E. (1984), Silk Roads. China Ships. Toronto: Royal Ontario Museum, pàg. 26.

La primitiva ruta tenía más de 6.400 kilómetros, comenzaba en Xian, bordeaba la Gran Muralla, cruzaba Afganistán y seguía hasta llegar al levante mediterráneo. Sus inicios datan del siglo IV a.C.

Los primeros tejidos de seda parece ser que empezaron a fabricarse alrededor del 3.000 a.C. aunque los indicios realmente fiables de su existencia son bastante posteriores, sobre el 1.500 a.C.

Mujeres batiendo la seda

Mujeres batiendo la seda

En un principio la seda se distribuía por vía terrestre a través de caravanas, hasta que con el tiempo se empezaron a utilizar rutas marítimas por ser mucho más rápidas y seguras. En la realización del trayecto participaban multitud de intermediarios pues la longitud del viaje era de tal envergadura que era infrecuente que una persona llevara a cabo todo el viaje. Una excepción fue el caso del mercader y viajero veneciano Marco Polo que realizó en varias ocasiones toda la expedición desde Venecia a Pekín.

Marco Polo recorriendo la ruta de la seda

Ilustración del Atlas Catalán, sobre el 1375 d.C. en el que aparece Marco Polo recorriendo la ruta de la seda.

Obviamente Marco Polo no fue el único europeo que realizó este viaje, pero su fama se debió a la publicación del libro El libro de las maravillas o Los viajes de Marco Polo, en el cual en el que se detalla todo el recorrido.

Ilustración de una de las páginas de "El libro de las maravillas" de Marco Polo

Ilustración de una de las páginas de “El libro de las maravillas” de Marco Polo

La producción de la seda fue un secreto que los emperadores chinos guardaron durante muchos años con el fin de conservar el monopolio. En el siglo IV se empezó a cultivar en la India y a partir de ese momento el cultivo se extendió por todo el mundo. SEDA09

Durante siglos la ruta de la seda fue un gran foco de intercambio cultural. A través de ella discurrieron nuevas ideas religiosas como el budismo y el nestorianismo que entraron en el país chino desde el territorio indio, al igual que otras muchas y variadas manifestaciones culturales.

2 seda

A raíz de la caída del imperio mongol en el siglo XIV la ruta fue prácticamente abandonada. Solamente en el siglo XIX se recuperaría, aunque en cierto modo, debido al interés de arqueólogos y exploradores. En 1877 el geógrafo alemán Ferdinand von Richthofen le dio el nombre por la cual conocemos a esta gran vía comercial.

Thera

Fresco que representa a un pescador de la isla de Tera

Fresco que representa a un pescador de la isla de Tera

Thera o Tera había sido llamada Kalliste (la muy hermosa) en la Antigüedad. Era una isla situada a unos 100 kilómetros al norte de la isla de Creta, que formaba parte geográficamente del archipiélago de las Cícladas y de influencia era claramente minoica. Sus habitantes se sustentaban gracias a la agricultura, la ganadería, la pesca y el comercio.

En el centro de la isla se hallaba un imponente volcán de 1600 metros de altura que salió de su letargo sobre el 1800 a.C. Una serie de terremotos alertó a la población que emigró hacia otras islas vecinas. Por los restos arqueológicos hallados se cree que la huida fue controlada pues se llevaron la totalidad de sus pertenencias. Durante los años siguientes el volcán expulsó una enorme cantidad de cenizas al aire. Hacia el 1600 a.C. el volcán estalló literalmente. Fue tal la violencia de la detonación, que donde hasta entonces había existido una montaña de 1600 metros ahora había un hoyo de una profundidad de 1,5 km por debajo del nivel del mar. El agua del mar Egeo entró en el hueco en forma de una inmensa catarata. Parece ser que la explosión fue 4 veces más intensa que la del Krakatoa en 1883, que consiguió agrietar muros a más de 160 kms de distancia.

En la imagen se ve perfectamente la huella dejada por la explosión del volcán

En la imagen se ve perfectamente la huella dejada por la desaparición del volcán

En Thera se formó una nube de ceniza y vapor de una enorme magnitud que desprendía un calor intensísimo. Esta nube se desplazó por las islas vecinas, ocultó la luz del sol durante siete días e incluso llegó hasta Egipto y Turquía. Se produjo un gran tsunami que causó una gran devastación en las islas vecinas donde excavaciones arqueológicas han hallado muros de piedra y cubiertas de casas a 100 metros de distancia de estas. A consecuencia de esta explosión se originó un cambio climático en el Mediterráneo oriental.

Yacimiento arqueológico en Akrotiri

Yacimiento arqueológico en Akrotiri

Se ignora el motivo de la desaparición de la civilización minoica, pero tras este episodio es fácil imaginar la destrucción que debió causar el tsunami posterior a la explosión del volcán en los puertos, embarcaciones y astilleros de las islas del archipiélago. Recordemos que la base de la economía minoica era el comercio y este se llevaba a cabo por vía marítima. De la noche a la mañana los habitantes de la zona se encontraron incomunicados e indefensos. Quizás esta situación fuera aprovechada por otros pueblos vecinos para invadir estas islas y asentarse definitivamente en ellas. Sabemos que la civilización micénica estuvo plenamente establecida en la zona sobre el año 1400 a.C. así pues, se podría afirmar que la explosión del volcán fue, sino el principal, uno de los desencadenantes del fin de la civilización minoica o cretense.

Si queréis saber más sobre este tema, teneis información muy detallada sobre la erupción aquí y sobre los efectos de esta aquí

Vista de las excavaciones

Vista de las excavaciones

En la Edad Media, concretamente en el 1204, la isla pasó a manos de la republica veneciana que le dio el nombre de Santa Irene, posteriormente estuvo en manos del imperio otomano y finalmente en 1840 se incorporó a Grecia.  Hoy la conocemos como Santorini, un estupendo destino turístico europeo.

santorini-012 (1)

Cleopatra VII

A raíz de la muerte de Alejandro Magno en el 323 a.C. el inmenso imperio macedónico se dividió en tres, correspondiendo a Ptolomeo, uno de sus más cercanos generales, el gobierno de Egipto y Libia. Así fue cómo se inició la dinastía ptolemaica, también denominada Lágida. Si Ptolomeo fue el primer monarca esta dinastía, una descendiente suya Cleopatra VII sería la última reina del periodo helenístico en Egipto.Cleopatra VIIAsí pues, Cleopatra nacida en el año 69 a.C. tenía sus orígenes en Macedonia, era por tanto de ascendencia griega. Alcanzó el trono a los 18 años junto con su hermano Ptolomeo XIII de 12 años, con quien se casaría según se ordenaba en el testamento del padre de ambos. Este tipo de matrimonios era corriente en la época. También llegaría a casarse con su otro hermano menor Ptolomeo XIV.

Cleopatra VII

Cleopatra VII

Recibió una exquisita educación exclusivamente griega y se dice que hablaba hasta 8 lenguas, además de tener una extensa formación en matemáticas, astronomía, medicina, literatura, música, historia y ciencias políticas. Destacó por su trato, su conversación y una especial y cautivadora armonía y musicalidad en su voz al hablar, más que por su belleza. Fue una mujer ambiciosa y muy inteligente. Tuvo que hacer frente a varios de sus hermanos por su política en favor de Roma. Su hermano Ptolomeo XIII apoyado por tres consejeros la exiliaron a Siria, desde donde ella planificó su vuelta al poder.

En Roma mientras tanto, Pompeyo, albacea del testamento del padre de Cleopatra, y Julio César mantenían una guerra civil. El hermano de Cleopatra hizo asesinar a Pompeyo para granjearse la amistad de Julio César, pero éste no lo tomó como un presente sino como una traición. Cleopatra planeó un acercamiento a Julio César para intentar solucionar sus problemas. De este modo, estando César en Alejandría, le fue entregada una alfombra de la que surgió Cleopatra al desenrollarla. Era una original forma de evitar a los espías de su hermano. Tras pasar la noche juntos, César, actuando como albacea de la herencia de Ptolomeo XII tras la muerte de Pompeyo, ofrece Creta a Ptolomeo XIII. César se instala en Alejandría con Cleopatra, pero los hermanos de esta les declaran la guerra. En la batalla César decide quemar las embarcaciones del puerto para que no caigan en manos enemigas, pero el fuego se extiende por la ciudad y es entonces cuando la biblioteca de Alejandría desaparece en su mayor parte. La batalla fue larga y Ptolomeo XIII, esposo de Cleopatra murió en la contienda. Como en Egipto tenía que haber un rey, Cleopatra se desposó con su otro hermano Ptolomeo XV que contaba con 10 años de edad.

Julio César

Julio César

Tras la victoria, Cleopatra y Julio César emprendieron un viaje de dos meses por el Nilo. Finalizada la excursión, César se dirigió a Hispania donde tenía lugar la guerra civil. Tras lograr la victoria regresó a Roma. Durante este tiempo Cleopatra había dado a luz al hijo de César, Ptolomeo XV, a quien los alejandrinos llamaron Cesarión. Madre e hijo estuvieron en Roma en dos ocasiones pero el pueblo romano desconfiaba de ella por lo que nunca fue aceptada. En el  año 44 a.C. con el asesinato de Julio César, Cleopatra consciente de haber perdido a su gran aliado huyó a Egipto con su hijo. Una vez allí y temerosa del poder que pudiera tener su hermano-esposo, lo envenenó y proclamó a su hijo Cesarión de 4 años rey, ejerciendo ella la regencia. En el 41 a.C. se produciría otro acontecimiento crucial en su vida. En Roma se había formado el Segundo Triunvirato integrado por Octavio, Marco Antonio y Lépido. Una nueva guerra civil tuvo lugar, esta vez entre los partidarios del Triunvirato y los republicanos. Marco Antonio, pidió ayuda a Cleopatra quien se la negó pues no deseaba una confrontación con Roma. Finalmente Cleopatra accedió a la reunión con Marco Antonio que duró cuatro días. Acordaron la muerte de Arsinoe IV hermana de la reina, quien suponía un peligro para esta y a su vez Cleopatra ofreció su ayuda contra Octavio. Pasado un año, Marco Antonio regresa a Roma y se casa con Octavia, hermana de Octavio, por conveniencia. A todo esto Cleopatra da luz a gemelos de Marco Antonio: Cleopatra Selene y Alejandro Helios. En el 37 a.C. Marco Antonio regresa a Egipto y se casa con Cleopatra sin haber repudiado a su anterior esposa. Como en un cuento de hadas vivieron felices, tuvieron un tercer hijo y Marco Antonio amplió las fronteras de Egipto hasta que Octavio destituyó a Marco Antonio y declaró la guerra a Egipto.

Marco Antonio

Marco Antonio

El resto es bien conocido, en el 31 a.C. en Accio, los dos ejércitos se enfrentaron. Cleopatra huyó presa del pánico abandonando a su ejército y Marco Antonio salió tras ella. Tras creer que Cleopatra se había suicidado, este se mató con su espada. Cleopatra consciente de la derrota, no quería ser exhibida como trofeo de guerra en la ciudad de Roma por Octavio, por lo que se suicidó con el veneno de una cobra egipcia, un áspid. También existe otra versión en la cual su suicidio se debió a la muerte de Marco Antonio. Lo cierto es que dejó una carta a Octavio solicitando que los esposos fueran enterrados juntos a lo que este accedió. Nunca ha llegado a saberse dónde fueron enterrados.

El tesoro real de Ur

Entre los años 1927 y 1928 el arqueólogo Leonard Wooley descubrió la necrópolis real de Ur, ciudad sumeria cercana a la desembocadura del Éufrates. Este cementerio consta de unas 1800 tumbas. Una de las mejor conservadas era la de la reina Puabi, o Shubad, que vivió sobre el 2600 a.C., durante la Primera Dinastía de Ur. A pesar de estar enterrada en este cementerio era de origen acadio. Este descubrimiento fue del todo asombroso. Junto a la gran cantidad de objetos de todo tipo hallados en su tumba, unos 20.000, aparecieron también 52 o 65 sirvientes, según las fuentes. Había soldados con sus armas, doncellas, aurigas, esclavos, músicos hallados con las manos en sus instrumentos, todos enterrados junto a su reina. Todos estaban ricamente ataviados y no había señales de violencia, lo cual hace suponer que las muertes se produjeron por envenenamiento.

Collar hallado en la tumba

Collar hallado en la tumba

Las tablillas cuneiformes halladas hasta la fecha no ofrecían información sobre este tipo de ritos, por lo cual la sorpresa fue maýuscula. La mayoría de objetos y atuendos se hallaban en bastante buen estado de conservación. Otros tuvieron que ser restaurados.

Vaso de oro
Vaso de oro
Detalle de la lira encontrada en la tumba

Detalle de la lira encontrada en la tumba

Sello cilíndrico

Sello cilíndrico con representación de un banquete

Cabeza de león, hecha en plata, lapislázuli y concha

Cabeza de león, hecha en plata, lapislázuli y concha

Caja para cosméticos, en plata y lapislázuli. La imagen representa un león matando un carnero.

Caja para cosméticos, en plata y lapislázuli. La imagen representa un león matando un carnero.

ram2

Imagen de un carnero, en oro

Uno de los tocados de Puabi

Uno de los tocados hallados en la tumba

Otro vaso de oro

Otro vaso de oro

También se halló aquí el famoso Estandarte real de Ur, aunque su estado de conservación era lamentable, fue cuidadosamente restaurado. A este objeto le dedicamos otra entrada en el blog.

Estandarte real de Ur

Estandarte real de Ur, Museo Británico

La mayoría de las piezas se pueden ver en el Museo Británico en Londres y en el Museo de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia. Otras se hallan en el Museo Nacional de Irak en Bagdad, aunque varias de ellas desaparecieron durante la guerra en 2003.

Narmer o la unificación del Alto y Bajo Egipto

Narmer, también conocido como Menes, fue el primer rey de Egipto como un solo país, aunque hay autores que afirman que Narmer y Menes podrían ser dos individuos distintos, e incluso se dice que Menes podría haber sido hijo de Narmer, así pues, nos centraremos en el nombre con el cual todos los investigadores parecen estar de acuerdo.

Con anterioridad al 3100 a.C. el país estaba dividido en dos: el Alto Egipto situado al sur del país y el Bajo Egipto en el norte. Narmer llevó a cabo su unificación tras conquistar el Bajo Egipto.  Este acontecimiento dio lugar al paso de la prehistoria a la historia propiamente dicha de este país.

Narmer o Menes

Narmer

Este rey era originario de una ciudad próxima a Abydos, Tinis, de ahí  la denominación de tinita al periodo de las primeras dos dinastías, cuya duración sería de dos siglos. A partir de la unificación, el faraón portaría la corona blanca del Atlo Egipto y la roja del Bajo Egipto, como símbolo de la unidad del país.

El faraón aparece representado en la famosa paleta de Narmer, una placa de pizarra de 63 cm con bajorrelieves en la que aparece escenificando su victoria sobre los habitantes del delta.

En una de las caras el rey se muestra con la corona blanca golpeando a un enemigo mientras lo sujeta por el cabello. Esta imagen se reproducirá en innumerables ocasiones a lo largo de la historia de Egipto. Su tamaño también denota superioridad pues es casi el doble de alto que el resto de los personajes. También aparece el halcón, el dios Horus, símbolo de la divinidad del rey. En la otra cara, en la zona superior,  el faraón ya con la corona roja y junto a su séquito observa a los vencidos decapitados y distribuidos en dos filas. En la franja central aparecen dos extraños animales con los cuellos entrelazados y en la banda inferior Narmer está representado por un toro atacando a un hombre.

la paleta de Narmer

La paleta de Narmer

En la franja superior de las dos caras aparecen las cabezas de dos vacas, una a cada lado protegiendo al faraón, estos animales podrían representar a la diosa Hathor.

Tumba de Narmer en Abydos

Tumba de Narmer en Abydos

Disponemos de escasa información sobre la vida de Narmer, sabemos que construyó un templo al dios Ptah. Algunas fuentes le atribuyen la fundación de Menfis, para ello mandó construir un dique para desecar las zonas pantanosas. Fue el primero en desviar el cauce del Nilo. Gobernó Egipto durante 62 años y se cree que murió a causa del ataque de un hipopótamo. Su tumba se halla en el cementerio real tinita de Abydos.

Zigurat, una torre cuya cumbre tocaba el cielo

Esta es la definición que la Biblia hace del zigurat. En la antigua Mesopotamia el templo era el edificio más importante. Solía situarse en el centro de la ciudad y se construía sobre una plataforma levantada. Podía ser de planta rectangular o cuadrada. Con el tiempo, se superpusieron varias de estas plataformas llegando a alcanzar tal altura que  hubieran podido a rivalizar con algunas pirámides egipcias. Hay que puntualizar la principal diferencia entre el zigurat mesopotámico y la pirámide egipcia. Mientras esta última es un monumento funerario, el zigurat es un templo en el cual los sacerdotes rinden culto a los dioses, aunque se ignora la motivación de tales alturas. No se sabe a ciencia cierta la función exacta de estas estructuras gigantescas. Existen teorías que apuntan a que pretendían “alcanzar el cielo”, otros dicen que eran observatorios celestes. Sabemos que los mesopotámicos eran excelentes astrónomos. zigurat2 (1)

El de Uruk constaba de varias rampas con un santuario en la parte superior llamado Templo Blanco. Para llegar hasta aquí había que recorrer una serie de cámaras menores en espiral,  para que el devoto realizara una procesión hacia la cumbre.

zigurat de Ur. Fotografía jmcfall(flickr)

zigurat de Ur. Fotografía jmcfall(flickr)

En la fotografía superior vemos otro tipo de zigurat con plantas superpuestas, es el zigurat de Ur, su base mide 60 x 42 metros. Llegó a tener tres pisos coronados por una pequeña capilla, pero hoy en día solo subsiste la primera planta, de quince metros de altura. Lo mandó construir Urnammu, rey de Ur alrededor del año 2500 a.C.

Aunque sin duda alguna el zigurat más famoso de todos es el que conocemos por la Biblia donde aparecía con el nombre de Torre de Babel.
Veamos lo que recoge el Antiguo Testamento sobre esta construcción:
Toda la tierra tenía una misma lengua y usaba las mismas palabras. Los hombres en su emigración hacia oriente hallaron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: “Ea, hagamos ladrillos y cozámoslos al fuego”. Se sirvieron de los ladrillos en lugar de piedras y de betún en lugar de argamasa. Luego dijeron: “Ea, edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos así famosos y no estemos más dispersos sobre la faz de la tierra”. Mas Yavé descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban levantando y dijo: “He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros”. Así, Yavé los dispersó de allí sobre toda la faz de la tierra y cesaron en la construcción de la ciudad. Por ello se la llamó Babel, porque allí confundió Yavé la lengua de todos los habitantes de la tierra y los dispersó por toda la superficie.” Fuente: Enciclopedia Libre Universal en español.

zig

Posible aspecto del zigurat de Babilonia o Torre de Babel.

Este zigurat, la Torre de Babel, fue llamado Etemenanki (fundación del cielo y la tierra) por los babilonios  y se cree que podía haber llegado a alcanzar los siete pisos de altura, en total unos noventa metros. Hammurabi pudo haberlo mandado construir en honor al dios Marduk. Heródoto realizó esta descripción de este zigurat: En la parte central del santuario hay edificada una torre maciza de un estadio de altura y otro de anchura; sobre esta torre hay superpuesta otra torre, y otra más sobre esta última, hasta un total de ocho torres. La rampa de acceso a ellas está construida por la parte exterior, dispuesta en espiral alrededor de todas las torres. Y hacia la mitad de la rampa hay un rellano y unos asientos para descansar, donde se sientan a reponer fuerzas los que suben. En la última torre se levanta un gran templo. (…) El santuario de Babilonia cuenta, asimismo, con otro templo abajo en el que hay una gran estatua sedente de Zeus, en oro, y a su lado una gran mesa de oro, siendo el pedestal de la estatua y el trono, asimismo, de oro. Estas piezas, al decir de los caldeos, están hechas con ochocientos talentos de oro. Fuera del templo hay un altar de oro y hay, además, otro altar de gran tamaño sobre el que se inmolan las reses adultas, ya que sobre el altar de oro sólo se pueden inmolar lechales. (…)

Una vez desaparecidos los sumerios, babilonios y asirios continuaron erigiendo este tipo de construcciones, aunque con estos últimos el palacio adquirió una mayor relevancia. Hoy en día se conocen 32 zigurats repartidos entre Irak e Irán.

Gala Placidia, entre emperadores y bárbaros

Gala Placidia fue una de las mujeres más notables de la primera mitad del siglo V, en los tiempos del agonizante Imperio romano de Occidente. En medio de la convulsa situación creada en parte por la irrupción de los pueblos bárbaros en el Imperio, esta mujer fue testigo y protagonista de cruciales acontecimientos históricos. Era galahija del emperador romano Teodosio el Grande y hermanastra de los también emperadores Honorio y Arcadio. En agosto del año 410 los visigodos con su rey Alarico al frente entraron en Roma arrasando la ciudad, respetando solo a los que se habían refugiado en lugares santos. Gala Placidia, que entonces contaba con 20 años, fue secuestrada por Alarico en espera del pago de un rescate por parte de su hermano el emperador Honorio. Durante cuatro años los visigodos recorrieron parte del continente europeo en busca de tierras y alimento, sin llegar a ningún acuerdo con el emperador. Tras la muerte del rey godo, Ataúlfo le sucedió en el trono y en el 414 Gala Placidia se casó con él en Narbona. Este matrimonio escandalizó a Constantinopla y enfureció a su hermano Honorio quien mandó a su general Constancio tras ellos. Se refugiaron en Barcino (Barcelona) donde Ataúlfo instaló su corte provisional. Por tanto podemos afirmar que fueron los primeros reyes visigodos españoles.

Allí nació su hijo Teodosio aunque murió pocos meses después. Ataúlfo fue asesinado por sus detractores y el nuevo rey godo, Sigerico, hizo matar a los otros seis hijos de Ataúlfo, fruto de un matrimonio anterior. Sigerico enemigo de Ataúlfo y cuyo odio hacia los romanos era notorio, se manifestó así: “Ataulfo humilló a mi linaje en las Galias. Llegada es la hora de cobrarme sanguinaria venganza en él y en esa romana que tiene por esposa”. Y así lo hizo. Humilló a Galia Placidia. Además de privarle de todos los honores, la obligó a caminar doce millas delante de su caballo junto a otros cautivos en Barcino.

Sin embargo su crueldad había de durar muy poco. Sigerico fue asesinado por miembros de la propia nobleza visigoda tan solo una semana después de acceder al trono, descontentos con el proceder de su rey. Tras varias negociaciones Galia Placidia junto al resto de cautivos fue restituida a su hermano el emperador Honorio. El tratado firmado establecía la ayuda militar de los visigodos a los romanos a cambio de 600.000 medidas de grano. Honorio casó a su hermana Gala Placidia con su general Constancio en el 417 con quien tuvo un hijo y una hija.

Gala Placidia con sus hijos

Gala Placidia con sus hijos

Constancio sería coemperador del Imperio Romano de Occidente en el 421 junto con Honorio, pero moriría siete meses después. La malas relaciones de Gala Placidia con su hermano la llevaron a Constantinopla con su hijos, bajo la protección del emperador de Oriente Teodosio II. Sin embargo, en el 425 regresaron a Roma tras morir Honorio sin dejar descendencia.

Durante los siguientes doce años actuó como regente de su hijo, el emperador Valentiniano III, hasta la mayoría de edad de este. Cristiana devota, dedicó el resto de su vida a obras religiosas. Fue una mujer con una vida excepcional, hija, hermana, esposa y madre de emperadores romanos y amante esposa de un rey bárbaro. Murió en el 450 en Rávena de muerte natural. Se cree que está sepultada junto a su hijo Valentiniano y su esposo Constancio en el famoso mausoleo que lleva su nombre. De las tres tumbas, solo el enterramiento de este último se da por cierto.

Interior del mausoleo

Interior del mausoleo de Gala Placidia en Rávena

Este edificio es uno de los monumentos más extraordinarios del siglo V. En 1996 fue inscrito en las listas del Patrimonio de la Humanidad. Destacan los ricos mosaicos del interior que cubren tanto las paredes como la cúpula, los cuales podemos apreciar en este vídeo:

Asurbanipal y la primera biblioteca

Podríamos pensar que las bibliotecas tienen sus orígenes en Egipto o Grecia, pero no es así. Los restos de la primera biblioteca se encontraron en la antigua ciudad de Nínive, en Mesopotamia, cerca de la actual Mosul en Irak. Esta biblioteca data alrededor del año 650 a.C. y fue obra del último gran rey asirio Asurbanipal, quien a lo largo de su reinado envió a sus representantes por todo el territorio con la misión de recoger y copiar todas las tablillas disponibles. Fue uno de los pocos reyes de la Antigüedad que sabía leer y escribir.

assurbanipal (1)Decimos tablillas porque era el formato que el libro tenía en esa época. Estas tablillas estaban hechas de arcilla que estando aún húmedas eran inscritas con la lengua sumeria o la acadia.

tablilla neosumeria

tablilla neosumeria

Se secaban al sol para endurecerlas o bien se cocían en un horno para prolongar su durabilidad. En caso de incendios, el fuego endurecía de tal forma las tablillas que llegaban a vitrificarse de tal modo que se volvían prácticamente indestructibles.

Asurbanipal se encargó en persona de clasificar muchos de los libros de su preciada biblioteca e hizo copiar y revisar la mayoría de los volúmenes en su haber. Gracias a esta biblioteca tenemos conocimiento de la cultura y las  tradiciones asirias de aquella época. Aquí se encontraron las tablillas que componen el primer poema épico de la historia: El Poema de Gilgamesh, fechado sobre el 2000 a.C. es decir, más de mil años antes de que Homero escribiera la Ilíada y La Odisea.  Los arqueólogos han llegado a encontrar unas 5000 tablillas enteras o parciales que han sobrevivido a la destrucción del año 612 por parte de los medos. Esta biblioteca se hallaba en el interior del palacio real y era por tanto de carácter privado, aún no había nacido la biblioteca pública.

Asurbanipal con su esposa y la cabeza del rey de Elam en el jardín del palacio. British Museum, Londres.

Asurbanipal con su esposa y la cabeza del rey de Elam en el jardín del palacio. British Museum, Londres.

Su faceta cultural es bien conocida, además de gran erudito dominaba las matemáticas. Sin embargo, no debemos olvidar que Asurbanipal fue un déspota, un guerrero incansable y cruel, rasgos comunes a los guerreros asirios por otra parte, que consiguió llevar a su país a la máxima expansión. Los numerosos relieves llegados hasta nuestros días muestran temas bélicos además de su gran afición por la caza. Uno de ellos encabeza este blog, en él vemos a Asurbanipal montado en un carro y disparando flechas a un león en una cacería. Este relieve ha sido elegido como cabecera del blog por la fuerza que transmite la composición, debajo de estas líneas podemos apreciar la imagen completa.

Relieve de Asurbanipal cazando leones

Relieve de Asurbanipal cazando leones

La biblioteca de Asurbanipal desapareció durante la absoluta y total destrucción de la ciudad de Nínive llevada a cabo por el ataque de medos y babilonios en el año 612 a.C., quince años después de la muerte del rey. Fue descubierta por el explorador Austen Henry Layard en 1845.