Otro texto sumerio

Volvemos a Súmer, Mesopotamia, en plena Antigüedad.

Hoy traemos un nuevo texto que forma parte de los primeros testimonios de la historia escrita. La escritura se inventó en Sumer y los primeros escritos se realizaban sobre arcilla fresca efectuando pequeñas muescas las cuales correspondían al alfabeto sumerio.

Representación de la impresión sobre tablilla de arcilla blanda.

Representación de la impresión sobre tablilla de arcilla blanda.

Comprobaremos que el ser humano no ha cambiado demasiado a lo largo de los milenios. Prueba de ello es el pasaje que transcribimos acerca de la discusión que mantienen un padre y su hijo por ser el joven poco menos que un holgazán.

El texto está inscrito en 37 tablillas de arcilla y se remonta a 3.700 años atrás, aunque es posible que la redacción original sea anterior en varios siglos. En él se recoge esta conversación que al principio se caracteriza por ser un diálogo distendido, en el que el padre, escriba de profesión, explica al hijo por enésima vez las normas básicas de comportamiento. Incluso hace repetir al muchacho sus palabras para asegurarse de que le está prestando atención.

El prisma de Weld escrito en cuneiforme por el escriba Nur-Ninsubur sobre el 2170 a. C. Muestra la lista completa de los reyes de Sumer

El prisma de Weld escrito en cuneiforme por el escriba Nur-Ninsubur sobre el 2170 a. C. Muestra la lista completa de los reyes de Sumer

Reproducimos aquí solamente fragmentos de la parte final, cuando la conversación se convierte en un monólogo del escriba que insta a su hijo a ir a la escuela, que en este caso debe de tratarse de algún tipo de centro de estudios superiores, y dejar de perder el tiempo cuando vuelve a casa vagando por las calles.

“Sé hombre, caramba. No pierdas el tiempo en la plaza ni vagabundees por las avenidas. Cuando vayas por la calle no mires a tu alrededor. Sé sumiso y da muestras a tu vigilante de que le temes. Si le demuestras miedo, estará contento de ti… ¿crees que llegarás al éxito, tú que vagas por las plazas? Piensa en las generaciones de antaño, frecuenta la escuela y sacarás un gran provecho… Malvado que tengo bajo mi vigilancia; no sería hombre si no vigilase a mi propio hijo; he interrogado a mis parientes y amigos, he comparado a sus hombres, pero no he hallado a ninguno que sea como tú.
Lo que voy a decirte tansforma al loco en sabio, paraliza la serpiente a modo de hechizo y te evitará que des fe a las palabras falsas. Puesto que mi corazón se colmó de cansancio de ti, yo me aparté de ti y no di oídos a tus temores y tus quejas… A causa de tus protestas, sí, a causa de tus protestas, monté en cólera contra ti…

Como tú no quieres poner a prueba tus cualidades de hombre, mi corazón ha sido transportado como por un viento furioso. Tus quejas me han dejado acabado; tú me has conducido al umbral de la muerte. En la vida te he ordenado que llevaras cañas al juncal. En toda tu vida has tocado siquiera las brazadas de juncos que los adolescentes y los niños transportan. Jamás te he dicho. “sigue mis caravanas”. Nunca te he mandado a trabajar, a arar mi campo. Nunca te he mandado a cavar mi campo. Nunca te he mandado a trabajar como peón. Jamás te he dicho: “ve a trabajar para mantenerme”. Otros muchachos como tú mantienen a sus padres con su trabajo. Si tú hablases con ellos y les hicieses caso, les imitarías… No obstante tú solo eres un hombre cuando haces tus maldades, pero, comparado con ellos, no tienes nada de hombre…. Malvado contra quien estoy encolerizado

Figura en alabastro que representa al intendente Ebih-il. Museo de Louvre.

Figura en alabastro que representa al intendente Ebih-il. Museo de Louvre.

Finaliza el padre comentando las dificultades de su profesión y exhortando al hijo para que se dedique a la misma actividad: De todos los oficios humanos que existen en la tierra y cuyos nombres Enki (dios de las arte y de los oficios) ha dispuesto, no dispuso nombre de profesión más difícil que el arte del escriba. Ya que si no existiese la canción (la poesía) como la orilla del mar, la orilla de los lejanos canales, es el corazón de la canción lejana tú no prestarías oídos a mis consejos y yo no te repetiría la sabiduría de mi padre. Conforme a las prescripciones que Enlil (el dios del cielo, del viento y de las tempestades) decretó para el hombre, el hijo debe seguir al padre en su oficio. Y yo, noche y día, estoy atormentado por tu causa. Noche y día tú derrochas el tiempo en placeres. Has amontonado grandes riquezas, has llegado aquí y allá, te has vuelto gordo, grande, ancho, poderoso y orgulloso. Pero los tuyos esperan a que la adversidad te coja por su cuenta, y entonces se alegrarán porque tú te olvidas de cultivar las cualidades humanas.”

Sin ningún género de dudas estamos ante lo que podemos denominar un rapapolvo histórico.

Bibliografía: Samuel Noah Kramer, La historia empieza en Sumer.

Anuncios

Hallan una nueva “puerta de Ishtar”.

Bueno, a veces ocurre que el pasado remoto es noticia y el día de hoy es una buena prueba de ello.

Han hallado una nueva puerta monumental similar a la de Isthar de la antigua Babilonia. Se encuentra, cómo no, en Irak y aunque de momento está enterrada a siete metros bajo tierra, esperaremos impacientes su recuperación para poder admirarla y ver lo que tiene que contarnos que estamos seguros será mucho.

La información la publica hoy el periódico digital “20 minutos” y la encontraréis aquí

Imagen de la puerta de Isthar que se encuentra actualmente en Berlín.

Imagen de la puerta de Isthar que se encuentra actualmente en Berlín.

El estandarte de Ur

El estandarte de Ur es ante todo hoy en día una obra de arte de estilo sumerio-acadio que actualmente se conserva en el Museo Británico.
Es una caja de madera con forma trapezoidal, adornada con un mosaico formado por incrustaciones de madreperla y lapislázuli unidas originalmente a la caja con betún. El estandarte fue hallado en las excavaciones de la necrópolis real de la antigua ciudad de Ur, (Mesopotamia, actual Irak)  en 1920. Este objeto fue encontrado sobre los hombros de un hombre en la tumba de la reina Puabi, junto al resto de sirvientes y tesoros. Para más información sobre el tesoro de Puabi clica aquí. Corresponde a la época arcaica dinástica, hacia el 2600 a.C.  En ella se observan aspectos de la vida y costumbres de la sociedad mesopotámica, concretamente de los reyes de la I dinastía de Ur.

estandartedeur

Consta de dos paneles rectangulares cuyas caras miden 21,5 x 49,5 cm pero su función aún no está clara. Podría tratarse de un estandarte que se colocaba en lo alto de un mástil a la entrada del templo o del palacio, o quizás podría ser la caja de resonancia de un instrumento musical e incluso hay quien cree que sería una parte de un mueble.

Sus dos paneles son llamados “Cara de la guerra” y “Cara de la paz”. Cada uno se divide en tres frisos que se leen de abajo a arriba y de izquierda a derecha.

estandarte_ur_B

Cara de la paz

En las dos bandas inferiores de esta cara de la paz está representada una procesión de siervos portando los tributos que van a ofrecer a su patesi o rey. En la fila superior se puede ver una celebración en la cual observamos al rey sentado, en el lado izquierdo. Su imagen tiene un mayor tamaño que la del resto de personajes atendiendo a la ley de jerarquía, rasgo común con las representaciones egipcias. Los súbditos están sentados frente a él bebiendo.

Músico y cantante

Músico y cantante

En esta misma banda destacamos la curiosa escena en la fila superior, esquina derecha, en la que un músico toca el arpa amenizando la fiesta. A su lado se encuentra un cantante con las manos sobre el pecho.

En la cara de la guerra se narra una victoria militar y la posterior celebración. En la hilera inferior aparecen carros de cuatro ruedas comandados por el rey y su visir, armados con lanzas y un carcaj con flechas, los cuales avanzan arrollando a los enemigos.

Cara de la guerra

Cara de la guerra

El rey y sus súbditos llevan un casco que deja la cara descubierta. En la banda central podemos observar a los enemigos supervivientes siendo conducidos ante el rey con grilletes en las manos. Finalmente la banda superior muestra a los prisioneros atados ante el rey, de nuevo representado con un tamaño superior al del resto de personajes y portando una lanza. Todos los personajes están representados de perfil, otro rasgo común con el arte egipcio.

Tras una cuidadosa reconstrucción, pues se encontró prácticamente destrozado, el estandarte de Ur se reveló como un documento historiado en imágenes muy valioso que nos permite conocer la forma de vida de la sociedad mesopotámica en lo que respecta tanto a sus actividades cotidianas como a las ceremoniales.

El tesoro real de Ur

Entre los años 1927 y 1928 el arqueólogo Leonard Wooley descubrió la necrópolis real de Ur, ciudad sumeria cercana a la desembocadura del Éufrates. Este cementerio consta de unas 1800 tumbas. Una de las mejor conservadas era la de la reina Puabi, o Shubad, que vivió sobre el 2600 a.C., durante la Primera Dinastía de Ur. A pesar de estar enterrada en este cementerio era de origen acadio. Este descubrimiento fue del todo asombroso. Junto a la gran cantidad de objetos de todo tipo hallados en su tumba, unos 20.000, aparecieron también 52 o 65 sirvientes, según las fuentes. Había soldados con sus armas, doncellas, aurigas, esclavos, músicos hallados con las manos en sus instrumentos, todos enterrados junto a su reina. Todos estaban ricamente ataviados y no había señales de violencia, lo cual hace suponer que las muertes se produjeron por envenenamiento.

Collar hallado en la tumba

Collar hallado en la tumba

Las tablillas cuneiformes halladas hasta la fecha no ofrecían información sobre este tipo de ritos, por lo cual la sorpresa fue maýuscula. La mayoría de objetos y atuendos se hallaban en bastante buen estado de conservación. Otros tuvieron que ser restaurados.

Vaso de oro
Vaso de oro
Detalle de la lira encontrada en la tumba

Detalle de la lira encontrada en la tumba

Sello cilíndrico

Sello cilíndrico con representación de un banquete

Cabeza de león, hecha en plata, lapislázuli y concha

Cabeza de león, hecha en plata, lapislázuli y concha

Caja para cosméticos, en plata y lapislázuli. La imagen representa un león matando un carnero.

Caja para cosméticos, en plata y lapislázuli. La imagen representa un león matando un carnero.

ram2

Imagen de un carnero, en oro

Uno de los tocados de Puabi

Uno de los tocados hallados en la tumba

Otro vaso de oro

Otro vaso de oro

También se halló aquí el famoso Estandarte real de Ur, aunque su estado de conservación era lamentable, fue cuidadosamente restaurado. A este objeto le dedicamos otra entrada en el blog.

Estandarte real de Ur

Estandarte real de Ur, Museo Británico

La mayoría de las piezas se pueden ver en el Museo Británico en Londres y en el Museo de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia. Otras se hallan en el Museo Nacional de Irak en Bagdad, aunque varias de ellas desaparecieron durante la guerra en 2003.

Zigurat, una torre cuya cumbre tocaba el cielo

Esta es la definición que la Biblia hace del zigurat. En la antigua Mesopotamia el templo era el edificio más importante. Solía situarse en el centro de la ciudad y se construía sobre una plataforma levantada. Podía ser de planta rectangular o cuadrada. Con el tiempo, se superpusieron varias de estas plataformas llegando a alcanzar tal altura que  hubieran podido a rivalizar con algunas pirámides egipcias. Hay que puntualizar la principal diferencia entre el zigurat mesopotámico y la pirámide egipcia. Mientras esta última es un monumento funerario, el zigurat es un templo en el cual los sacerdotes rinden culto a los dioses, aunque se ignora la motivación de tales alturas. No se sabe a ciencia cierta la función exacta de estas estructuras gigantescas. Existen teorías que apuntan a que pretendían “alcanzar el cielo”, otros dicen que eran observatorios celestes. Sabemos que los mesopotámicos eran excelentes astrónomos. zigurat2 (1)

El de Uruk constaba de varias rampas con un santuario en la parte superior llamado Templo Blanco. Para llegar hasta aquí había que recorrer una serie de cámaras menores en espiral,  para que el devoto realizara una procesión hacia la cumbre.

zigurat de Ur. Fotografía jmcfall(flickr)

zigurat de Ur. Fotografía jmcfall(flickr)

En la fotografía superior vemos otro tipo de zigurat con plantas superpuestas, es el zigurat de Ur, su base mide 60 x 42 metros. Llegó a tener tres pisos coronados por una pequeña capilla, pero hoy en día solo subsiste la primera planta, de quince metros de altura. Lo mandó construir Urnammu, rey de Ur alrededor del año 2500 a.C.

Aunque sin duda alguna el zigurat más famoso de todos es el que conocemos por la Biblia donde aparecía con el nombre de Torre de Babel.
Veamos lo que recoge el Antiguo Testamento sobre esta construcción:
Toda la tierra tenía una misma lengua y usaba las mismas palabras. Los hombres en su emigración hacia oriente hallaron una llanura en la región de Senaar y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: “Ea, hagamos ladrillos y cozámoslos al fuego”. Se sirvieron de los ladrillos en lugar de piedras y de betún en lugar de argamasa. Luego dijeron: “Ea, edifiquemos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo. Hagámonos así famosos y no estemos más dispersos sobre la faz de la tierra”. Mas Yavé descendió para ver la ciudad y la torre que los hombres estaban levantando y dijo: “He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje de modo que no se entiendan los unos con los otros”. Así, Yavé los dispersó de allí sobre toda la faz de la tierra y cesaron en la construcción de la ciudad. Por ello se la llamó Babel, porque allí confundió Yavé la lengua de todos los habitantes de la tierra y los dispersó por toda la superficie.” Fuente: Enciclopedia Libre Universal en español.

zig

Posible aspecto del zigurat de Babilonia o Torre de Babel.

Este zigurat, la Torre de Babel, fue llamado Etemenanki (fundación del cielo y la tierra) por los babilonios  y se cree que podía haber llegado a alcanzar los siete pisos de altura, en total unos noventa metros. Hammurabi pudo haberlo mandado construir en honor al dios Marduk. Heródoto realizó esta descripción de este zigurat: En la parte central del santuario hay edificada una torre maciza de un estadio de altura y otro de anchura; sobre esta torre hay superpuesta otra torre, y otra más sobre esta última, hasta un total de ocho torres. La rampa de acceso a ellas está construida por la parte exterior, dispuesta en espiral alrededor de todas las torres. Y hacia la mitad de la rampa hay un rellano y unos asientos para descansar, donde se sientan a reponer fuerzas los que suben. En la última torre se levanta un gran templo. (…) El santuario de Babilonia cuenta, asimismo, con otro templo abajo en el que hay una gran estatua sedente de Zeus, en oro, y a su lado una gran mesa de oro, siendo el pedestal de la estatua y el trono, asimismo, de oro. Estas piezas, al decir de los caldeos, están hechas con ochocientos talentos de oro. Fuera del templo hay un altar de oro y hay, además, otro altar de gran tamaño sobre el que se inmolan las reses adultas, ya que sobre el altar de oro sólo se pueden inmolar lechales. (…)

Una vez desaparecidos los sumerios, babilonios y asirios continuaron erigiendo este tipo de construcciones, aunque con estos últimos el palacio adquirió una mayor relevancia. Hoy en día se conocen 32 zigurats repartidos entre Irak e Irán.

Asurbanipal y la primera biblioteca

Podríamos pensar que las bibliotecas tienen sus orígenes en Egipto o Grecia, pero no es así. Los restos de la primera biblioteca se encontraron en la antigua ciudad de Nínive, en Mesopotamia, cerca de la actual Mosul en Irak. Esta biblioteca data alrededor del año 650 a.C. y fue obra del último gran rey asirio Asurbanipal, quien a lo largo de su reinado envió a sus representantes por todo el territorio con la misión de recoger y copiar todas las tablillas disponibles. Fue uno de los pocos reyes de la Antigüedad que sabía leer y escribir.

assurbanipal (1)Decimos tablillas porque era el formato que el libro tenía en esa época. Estas tablillas estaban hechas de arcilla que estando aún húmedas eran inscritas con la lengua sumeria o la acadia.

tablilla neosumeria

tablilla neosumeria

Se secaban al sol para endurecerlas o bien se cocían en un horno para prolongar su durabilidad. En caso de incendios, el fuego endurecía de tal forma las tablillas que llegaban a vitrificarse de tal modo que se volvían prácticamente indestructibles.

Asurbanipal se encargó en persona de clasificar muchos de los libros de su preciada biblioteca e hizo copiar y revisar la mayoría de los volúmenes en su haber. Gracias a esta biblioteca tenemos conocimiento de la cultura y las  tradiciones asirias de aquella época. Aquí se encontraron las tablillas que componen el primer poema épico de la historia: El Poema de Gilgamesh, fechado sobre el 2000 a.C. es decir, más de mil años antes de que Homero escribiera la Ilíada y La Odisea.  Los arqueólogos han llegado a encontrar unas 5000 tablillas enteras o parciales que han sobrevivido a la destrucción del año 612 por parte de los medos. Esta biblioteca se hallaba en el interior del palacio real y era por tanto de carácter privado, aún no había nacido la biblioteca pública.

Asurbanipal con su esposa y la cabeza del rey de Elam en el jardín del palacio. British Museum, Londres.

Asurbanipal con su esposa y la cabeza del rey de Elam en el jardín del palacio. British Museum, Londres.

Su faceta cultural es bien conocida, además de gran erudito dominaba las matemáticas. Sin embargo, no debemos olvidar que Asurbanipal fue un déspota, un guerrero incansable y cruel, rasgos comunes a los guerreros asirios por otra parte, que consiguió llevar a su país a la máxima expansión. Los numerosos relieves llegados hasta nuestros días muestran temas bélicos además de su gran afición por la caza. Uno de ellos encabeza este blog, en él vemos a Asurbanipal montado en un carro y disparando flechas a un león en una cacería. Este relieve ha sido elegido como cabecera del blog por la fuerza que transmite la composición, debajo de estas líneas podemos apreciar la imagen completa.

Relieve de Asurbanipal cazando leones

Relieve de Asurbanipal cazando leones

La biblioteca de Asurbanipal desapareció durante la absoluta y total destrucción de la ciudad de Nínive llevada a cabo por el ataque de medos y babilonios en el año 612 a.C., quince años después de la muerte del rey. Fue descubierta por el explorador Austen Henry Layard en 1845.

Inventando la escritura

Los sumerios inventaron la escritura hacia el final del cuarto milenio a.C. a raíz de la necesidad de un procedimiento para registrar sus operaciones administrativas y comerciales. Otros pueblos habían concebido también un sistema para plasmar ideas pero fueron los sumerios los que crearon un método de escritura propiamente dicho. Hacia el final del tercer milenio a.C. grababan sus creaciones literarias en tablillas, prismas y cilindros de arcilla, un soporte sin duda más duradero que otros, por ejemplo el papiro egipcio. Las primeras manifestaciones no eran tanto escritura sino el diseño pictográfico de los objetos. Tenían un valor de imagen-símbolo sin ninguna referencia directa  a la pronunciación.

pictogramasumerio

Evolución:

Evolución de la escritura cuneiforme. Del 3100 al 700 a.C.

Evolución de la escritura cuneiforme. Del 3100 al 700 a.C.

Tras siglos de desarrollo y perfeccionamiento, hacia la mitad del tercer milenio a.C. se había logrado la invención de la escritura cuneiforme. Se conseguía por medio del uso del punzón de caña. La escritura nació no tanto por la necesidad de plasmar la lengua sino por la de reflejar por escrito las operaciones comerciales y burocráticas de la administración. Su finalidad era por tanto, la contabilidad y la administración de palacio, principalmente inventarios, deudas, distribuciones de raciones, y documentos oficiales.

Inscripción sumeria del 2600 a.C. aproximadamente.

Inscripción sumeria del 2600 a.C. aproximadamente.

Disponemos de numerosa documentación gracias a las literalmente decenas de millares de tablillas halladas, según el profesor S.Noah Kramer, en las cuales se recoge gran parte del saber de esta civilización: textos jurídicos, administrativos, religiosos e incluso literarios. Veremos algunos de estos últimos en este blog, lo cual aportará un testimonio veraz del día a día de un pueblo que vivió hacia el final del tercer milenio antes que Cristo.
Es un hecho remarcable, aunque  poco conocido, que más de mil años antes de que se escribiera la Biblia o La Ilíada los sumerios contaran ya con una literatura floreciente constituida por epopeyas, mitos e himnos, además de proverbios y fábulas.

Otra de sus invenciones fue el sello cilíndrico. De piedra, aunque también podía ser de otros materiales, servía para sellar las cerraduras de las puertas de los almacenes, para certificarlas tablillas y también marcar las tapas de los recipientes.

Sello cilíndrico y su impresión: ganado vacuno

Sello cilíndrico y su impresión: ganado vacuno

En su parte exterior había un motivo grabado que podía tratar sobre temas diversos: cotidianos, mitológicos, rituales e incluso históricos, todo ello ha aportado una valiosísima información sobre su cultura.

Los sumerios, la civilización más antigua

La civilización surgió entre los ríos Tigris y Éufrates. Los griegos llamaron a esta zona Mesopotamia nombre que procede de Meso, que significa “en medio” y Pótamos que quiere decir ríos. Por tanto Mesopotamia es la “Tierra entre ríos”.

A finales del IV milenio a.C. tiene lugar en Mesopotamia lo que Childe dio en llamar los factores de la revolución urbana.  Esto es, uso del metal, sistema de irrigación, conocimiento del calendario, uso de la escritura, diferenciación de grupos sociales y organización política. De este modo nacieron los estados de Sumer y Akkad.

sumeracad (1)

Mapa de Sumer y Akkad hacia el 3000 a.C.

La sumeria fue una civilización asentada en la zona sur de Mesopotamia y tiene la particularidad  de ser la más antigua del mundo. Así pues, podríamos decir que la Historia empieza en Sumer, más aún si consideramos que la cultura sumeria fue la primera en iniciarse en la escritura hacia el final del cuarto milenio a.C.

Hace poco más de cien años se desconocía la existencia de este pueblo. Arqueólogos y eruditos emprendieron excavaciones en esta zona del Próximo Oriente, en busca de huellas de otras civilizaciones como la asiria y la babilonia, pero en su lugar encontraron numerosos vestigios de esta “nueva” cultura de la que no había referencias hasta la fecha. La arqueología no ha aportado pruebas sobre su origen, hay teorías que afirman que eran autóctonos y otras, mayormente aceptadas que proclaman que procedían de la región del Indo. También el factor lingüístico constituye un enigma ya que no es de origen semítico. Es una lengua aglutinante, es decir, una lengua en que las palabras se forman uniendo monemas independientes. Aunque eran de raza blanca, los sumerios se denominaban a sí mismos “cabezas negras” y por cierto, tenían por costumbre raparse la cabeza.

El territorio se dividía en varias ciudades-estado y cada una de ellas era gobernada por una dinastía local, cuyo título variaba de una ciudad a otra. Así pues en Uruk se usaba el término en o gran sacerdote, en Lagash el término ensi o artífice del dios y en Ur y Kish el término lugal o rey. Cada una de estas ciudades tenía su dios local propio al que se consideraba su rey y que a su vez era el propietario tanto del territorio como de la capacidad de trabajo de la población. Existía la figura del gobernante humano representante y administrador del soberano divino, el cual transmitía las órdenes de este. El  sistema económico derivado de este planteamiento, ha llegado a calificarse como socialismo teocrático. Los excedentes agrícolas se hallaban concentrados en las manos de los gobernantes de las ciudades que a su vez eran los representantes de los dioses locales. Estos gobernantes administraban los recursos alimenticios para toda la población. La sociedad estaba planificada en torno al templo como centro administrativo, ya que dirigía tanto la adjudicación de mano de obra como la recolección y distribución de la cosecha o la realización de obras tales como  construcción de acequias, diques etc.

friso-lecheria

Friso llamado “de la lechería”

La imagen anterior pertenece al friso de un mosaico representando una escena de una granja y descubierto en Al-Ubaid, cerca de Ur. Data del año 2500 a.C. Actualmente el mosaico se halla en el museo de Irak, en Bagdad.

La alimentación era muy variada y estaba basada en la harina de trigo, cebada, dátiles (existían en esta zona una gran cantidad de palmerales), frutos y legumbres como guisantes, habas, berros, puerros. También criaban bueyes y corderos.

Jarrón Sagrado de Warka. 3200 a.C.

Jarrón Sagrado de Warka. 3200 a.C.

El tamaño de las ciudades era considerable ya hacia el 2900 a.C. sus poblaciones alcanzaban los cincuenta mil habitantes en las más extensas. Uruk, una de las primeras ciudades, tenía una superficie aproximada de cuatrocientas hectáreas, Lagash unas quinientas y Ur cincuenta hectáreas.

Mesopotamia disponía una buena producción de arcilla, lana, lino, cereales y betún. Carecía sin embargo de madera y minerales duros, los cuales tenía que importar. Los sumerios fueron los responsables de la invención de la rueda, del carro o del torno rápido entre otros. En los centros urbanos se desarrolló una artesanía de gran calidad, la cual más tarde, en los periodos neobabilónico y persa se caracterizaría por la producción en serie. Los comerciantes pagaban impuestos por las importaciones que realizaban. Pero el factor clave de esta época era el control del agua de los ríos. Este será motivo en muchas ocasiones de guerras entre diferentes pueblos.

Al norte de Sumer se hallaba otro pueblo, en este caso de lengua semita, del cual hablaremos en otra ocasión, que también  usaría la escritura cuneiforme derivada de la escritura sumeria: los acadios. Hacia el 2334 a.C. este pueblo invadió Sumer y lo anexionó a su territorio bajo el mando de Sargón I.

La escuela en Sumer

De los estratos arqueológicos correspondientes al segundo milenio a.C. en la zona sur de Mesopotamia aparecieron centenares de tablillas que conformaban los “deberes” escolares como parte de la tarea escolar cotidiana.

Tablilla-sumeria-

La escuela sumeria era en un principio una dependencia del Templo, pero con el paso del tiempo se convirtió en una institución laica. Los estudiantes sufragaban los salarios de los maestros a través de tasas. Así pues, la escolarización estaba condicionada por la capacidad económica de las familias. En las tablillas aparecen registrados los nombres de los alumnos, el de sus padres y la profesión de estos, pero curiosamente no aparece el nombre de ninguna mujer, por tanto la educación era exclusiva de la población masculina. La enseñanza no era obligatoria.

Escriba sumerio

escriba sumerio

El objetivo principal de la escuela en un principio era la formación de escribas para el desempeño de futuras funciones en la administración del reino que se daba tanto en el templo como en el palacio. Pero la escuela vivió una transformación paulatina y en su seno se formaban tanto eruditos como hombres de ciencia y el área del saber se fue ampliando en materias tales como botánica, mineralogía, geografía, teología, matemáticas y lingüística.

Reproducción de un texto escrito en tablillas hacia el 2000 a.C. por un maestro de escuela: “Alumno: ¿dónde has ido desde tu más tierna infancia? He ido a la escuela. ¿Qué has hecho en la escuela? He recitado mi tablilla, he desayunado, he preparado mi nueva tablilla, la he llenado de escritura, la he terminado; después me han indicado mi recitación y, por la tarde me han indicado mi ejercicio de escritura. Al terminar la clase he ido a mi casa, entrado en ella y me he encontrado a mi padre allí sentado. He hablado a mi padre de mi ejercicio de escritura, después le he recitado mi tablilla, y mi padre ha quedado muy contento. Cuando me he despertado al día siguiente por la mañana, muy temprano, me he vuelto hacia mi madre  le he dicho: “dame mi almuerzo, que tengo que ir a la escuela”, mi madre me ha dado dos panecillos yo me he puesto en camino, mi madre me ha dado dos panecillos y yo me he ido a la escuela. En la escuela, el vigilante de turno me ha dicho ¿por qué has llegado tarde?. Asustado y con el corazón palpitante, he ido al encuentro de mi maestro y le he hecho una respetuosa reverencia“.

Por lo que parece el estudiante tuvo un mal día en la escuela, pues fue castigado varias veces. Cuando el maestro le dijo “Tu mano (escritura) no es satisfactoria  le azotó.  De vuelta en su casa el estudiante habló con su padre, quien decidió ponerse manos a la obra y sobornar al maestro. A lo que dijo el alumno, su padre prestó atención. Hicieron venir al maestro de escuela y, ya en la casa, le hicieron sentar en el sitio de honor. El alumno le sirvió y le colmó de atenciones, e hizo ostentación ante su padre de todo cuanto había aprendido en el arte de escribir en tablillas“. Tras ofrecer el padre vino y comida al maestro: “le vistió con un traje nuevo, le ofreció un obsequio y le colocó un anillo en el dedo”.

Escriba sumerio

escriba sumerio

Tras estos agasajos el maestro se dirige al alumno Muchacho: “puesto que no has desdeñado mi palabra, ni la has echado en olvido, te deseo que puedas alcanzar el pináculo del arte de escriba y que puedas alcanzarlo plenamente… que puedas ser el guía de tus hermanos y el jefe de tus amigos; que puedas conseguir el más alto rango entre los alumnos… has cumplido bien con tus tareas escolares, y hete aquí que te has transformado en un hombre de saber“.

Lo curioso de esta obra es que se han encontrado veintiuna copias de esta tablilla, por lo que quizás era un clásico en las escuelas. Actualmente están repartidas entre el Museo de la Universidad de Pensilvania, el Louvre y el Museo de Antigüedades Orientales de Estambul.

Bibliografía: Samuel Noah Kramer. La historia empieza en Sumer.

Mesopotamia llega a Barcelona y Madrid

Del 30 de noviembre de 2012 al 24 de febrero de 2013 la Obra Social “La Caixa” presenta la exposición: “Antes del diluvio – Mesopotamia 3500 – 2100 a.C. Lugar: Caixa Forum, Av.Francesc Ferrer i Guardia, 6-8, Barcelona.
La exposición estará en Madrid a partir del 27 de Marzo de 2013.

Recomiendo fervientemente a todo el mundo esta exposición, tanto a los interesados en la Historia Antigua como los que no, ya que representa una ocasión única para conocer la cultura mesopotámica, la cual dio lugar al nacimiento de las ciudades, inventó la escritura, la rueda y tantas cosas más. Una magnífica oportunidad para conocer nuestros orígenes.

cabeza-femenina-mesopotamia
Aquí teneis el cuadríptico de la exposición:

        Cuadríptico de la exposición

un enlace a la página web:

Web Obra Social La Caixa. Información

Un vídeo de presentación del comisario de la exposición:

y una visita virtual:

Recordad que la exposición llegará a Madrid el 27 de marzo de 2013.
No os la perdáis.