La agogé, educación espartana.

Con el término agogé se designa al sistema educativo de la polis griega de Esparta a partir del siglo VI a.C. que se caracterizaba por ser obligatorio y colectivo.

Mapa de Esparta

Mapa de Esparta

El niño vivía con su familia hasta los siete años cuando pasaba a cargo del Estado para su formación. Se dice que arrojaban al barranco a los bebés que no poseían una complexión física adecuada para la futura vida militar.

Dyplon, el escudo espartano

Dyplon, el escudo espartano

Aunque las letras y la música no eran desestimadas, la principal actividad de la educación residía en el ejercicio físico y el entrenamiento militar. Iban descalzos y se les permitía un solo manto de lana de una sola pieza, para todo el año. Dormían sobre un lecho de cañas trenzado por ellos mismos. Todo era austero en su formación incluso las raciones de comida. Les estaba permitido robar si pasaban hambre, pero eran castigados duramente si eran sorprendidos haciéndolo, no por el hecho de robar sino por la torpeza de dejarse descubrir. Pero era a partir de los doce años cuando la educación pasaba a centrarse en el entrenamiento físico en su totalidad. La sociedad espartana ‘fabricaba’ soldados casi invencibles. Los muchachos vivían en grupo las 24 horas del día. Entre los 14 y los 16 años el joven pasaba a formar parte del grupo de los adultos. La educación que el Estado les proporcionaba les obligaba a duros esfuerzos y sacrificios. De esta forma aprendían a soportar cansancio, dolor, hambre y frío sin mostrar signos de debilidad. Llevaban el modo de vida militar hasta los sesenta años, por lo tanto, toda la vida del espartiata estaba dedicada al ejército. Este tipo de reclutamiento militar de por vida hacía difícil las relaciones familiares,

espartamadrehijoescudopero la soltería no estaba bien vista donde morir en el combate era el mayor honor al que podía aspirar un hombre. Por otro lado, huir de un enfrentamiento era impensable, totalmente deshonroso. De ahí la famosa frase con la que las madres solían despedir a sus hijos cuando estos se iban a la guerra: “regresa con tu escudo o sobre él”. Las mujeres también recibían una educación basada en la gimnasia y la lucha, una exigente actividad física con el fin de mantenerse ágiles y fuertes para poder engendrar a futuros guerreros sanos y robustos. Se pretendía con ello cultivar el cuerpo en detrimento de los rasgos definitorios de la feminidad.

La sociedad espartana se dividía en tres estamentos: ciudadanos, periecos e ilotas. Los ciudadanos espartanos o espartiatas, llamados entre ellos  homoioi  (los iguales), eran los únicos ciudadanos que podían formar parte del gobierno y la administración pública. El número de ciudadanos era sensiblemente inferior al de las otras dos clases de habitantes de Esparta. Los periecos eran espartanos libres pero sin derechos políticos y se dedicaban al comercio y la artesanía, actividades prohibidas para los ciudadanos espartiatas. El tercer grupo estaba compuesto por los ilotas, la clase más baja y más numerosa. Los ilotas eran esclavos, no tenían derechos y estaban asignados a las tierras.

Los espartanos daban un trato duro y represivo a estos ilotas. Una de las pruebas que los espartiatas debían superar durante el periodo de formación, en torno a los 18 años, era “la caza de ilotas” o kripteia. Este ejercicio consistía en partir hacia las tierras de los ilotas armados con un cuchillo y atacar y dar muerte a algunos de ellos durante la noche.

Estatua del rey Leónidas

Estatua del rey Leónidas

Según Plutarco, los valores que los espartanos inculcaban en su sociedad era la de “obedecer bien, firmeza en las dificultades y vencer o morir combatiendo”.

El sistema de gobierno era una diarquía, es decir, había dos reyes al mando. En las tareas gubernamentales participaban los éforos, cinco magistrados que vigilaban las leyes y controlaban a los reyes, y la Gerousía o consejo de ancianos formado por 28 miembros mayores de 60 años  más los dos reyes, que en su conjunto desempeñaban funciones legislativas.

Ruinas del teatro de la acrópolis de Esparta

Ruinas del teatro de la acrópolis de Esparta

Anuncios

3 comentarios el “La agogé, educación espartana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s