Civilización minoica (II). Arte.

El arte minoico es uno de los más ricos del mundo egeo y se desarrolló entre el 2.800 y el 1.400 a.C. en la isla de Creta. Sus principales características son el colorido, la vitalidad, las formas sinuosas, la elegancia y el dinamismo de sus representaciones. Los temas festivos están presentes en todas las manifestaciones artísticas, incluso en los sarcófagos:

sarcófago cretense

Representación de una ofrenda religiosa en un sarcófago de Hagia Triada. Museo arqueológico de Heraklion.

imagen de las columnas y sus capiteles

imagen de las columnas y sus capiteles

Ya hemos hablado en otro post acerca del palacio minoico. A pesar de constituir el principal edificio de la sociedad cretense, no se pretendió dotar a este tipo de construcciones de la solemnidad y la monumentalidad de la que hicieron gala otras civilizaciones como la egipcia o la persa. En realidad el palacio minoico es único, sus características no se han dado en ningún otro lugar del planeta. Sus techos eran en general bajos y por ser rectos podemos hablar de arquitectura arquitrabada. Se perseguía la idea de la comodidad, el palacio tenía numerosas terrazas, patios de ventilación, sistemas de canalización de aguas residuales y tragaluces en las habitaciones. Las columnas eran de madera, tenían un capitel de forma bulbosa y carecían de basa. Como ya comentamos anteriormente, los palacios fueron destruidos y reconstruidos en varias ocasiones por causas desconocidas, se baraja la posibilidad de desastres naturales o invasiones violentas.

En la pintura destacan los frescos de las paredes por su intenso colorido y la influencia del arte egipcio en cuanto a la representación de la naturaleza y el cuerpo humano, pero con una mentalidad diferente a este último. Aquí prima el movimiento y las formas sinuosas. Es una muestra de creatividad, delicadeza, gran belleza y estilización.

akrotiri_boxers

fresco de los delfines

cnosos2

Esta pintura ha recibido el nombre de "la parisina"

Esta pintura ha recibido el nombre de “la parisina”

Predomina una gran armonía entre formas y colores y la tendencia a representar las figuras de perfil. Los fondos suelen ser lisos sin perspectiva. Los personajes de la corte, los temas cotidianos, las actividades deportivas, animales y vegetación son las manifestaciones más recurrentes. Destacan los peinados, los adornos y los jóvenes de aspecto ágil y atlético.

Fresco del llamado príncipe de los lirios

Fresco del llamado príncipe de los lirios. Cnosos ca.1500 a.C. Museo de Heraclión. Creta

Escultura: Se han encontrado varias estatuillas de pequeño tamaño que sugieren el posible culto a la fertilidad. Llevan serpientes en las manos aunque no sea un animal demasiado común en la zona.

diosa de las serpientes

diosa de las serpientes

El toro está presente en diversas representaciones del arte minoico.

Ritón, vaso ceremonial decorado como cabeza de animal, en este caso de toro. Los cuernos son de oro y los ojos de cristal de roca.

Pero quizás lo más llamativo se da en la cerámica, que se clasifica en tres periodos diferentes: la Camares o Kamares, que aparece en el minoico medio con fondo negro y dibujos claros, la marina y la floral.

knossos_kamares

Cerámica de Camares, fondo negro

Cerámica de Camares, fondo negro

anfora cretense

ánfora minoica. 1500 a.C.

Kamaresvase_2

Phitoi, grandes vasijas de almacenaje

Phitoi, grandes vasijas de almacenaje

Hasta aquí una pequeña muestra del arte de una sociedad que vivió hace cuatro mil años, pero que parece actual por su frescura y su vitalidad.

Para una información más completa adjunto el excelente trabajo realizado por Mª Carmen Calonge Moreno y Roberto Lérida Lafarga.

Anuncios

Civilización minoica (I). Sociedad y palacios.

La civilización cretense o minoica se desarrolló en Creta y en las islas cercanas a esta en el mar Egeo entre los años 2800 y 1400 a.C. aunque su florecimiento se inició sobre el 2000 a.C. Su nombre es debido a su descubridor Arthur Evans en honor al mítico rey Minos. Se trataba de una sociedad urbana cuya actividad principal estaba basada en el comercio marino que llevaba a los cretenses a desplazarse por todo el Mediterráneo. Creta se convirtió en un punto de encuentro entre diferentes culturas debido a su enclave estratégico, paso obligado de las rutas comerciales entre Europa, Egipto y Asia Menor. Esta cultura ha sido considerada predecesora de la griega. Otras actividades no menos importantes fueron la metalurgia, la cerámica y la orfebrería.

Son famosos sus grandes palacios de plantas y estructuras irregulares, laberínticas, por no decir caóticas, que se distribuían en torno a un patio.

plano del palacio de Cnosos

plano del palacio de Cnosos

Aunque era en el palacio de Cnosos donde estos rasgos estaban más acentuados. Algunos pasillos tenían forma de zig-zag y las escalinatas no eran rectas. El edificio estaba dotado de una asimetría total. Digno de mención es el sistema hidráulico del palacio, que contaba con abastecimiento de agua fría y caliente, desagüe en los baños e incluso un sistema de calefacción por medio de aire caliente.

Una dependencia del palacio de Cnosos

Una dependencia del palacio de Cnosos

Estas edificaciones solían construirse en lugares elevados y disponían de distintas areas dependiendo de la función que en ellas se desempeñaba, residencial, administrativa, almacén e incluso existían zonas dedicadas a talleres artesanales. Tenían dos o tres plantas aunque en alguna zona del palacio se observan incluso cinco. Los palacios iban creciendo de forma desordenada, las estancias se iban añadiendo según las necesidades de sus ocupantes.

El palacio era pues el edificio principal de la cultura minoica, el centro de toda la actividad social. A su alrededor se estructuraban las viviendas de las poblaciones cretenses. En sus patios centrales se llevaban a cabo fiestas con danzas y juegos, como los famosos saltos de toro, que llevaban a cabo tanto muchachos como muchachas. La mujer tenia un importante papel en la sociedad cretense. La importancia que daban los cretenses a los juegos atléticos y a la preparación física ha llevado a diferentes autores a suponer que podríamos estar ante los precursores de los futuros juegos olímpicos. Aunque los primeros no se llevarían a cabo hasta el año 776  a.C. cuando la civilización minoica llevaría desaparecida casi 600 años.

dos muchachas y un muchacho realizando ejercicios acrobáticos en torno al toro

Dos muchachas y un muchacho realizando ejercicios acrobáticos en torno al toro

En el terreno religioso, los cretenses rendían culto a las deidades femeninas, conocidas como reina-madre, también rendían culto a animales como la serpiente, fertilizadora de la tierra o al toro. Por su contacto con otras civilizaciones conocían los sistemas de defensa y armas, pero por alguna razón no imitaron este comportamiento lo cual da idea del carácter pacífico de esta sociedad. Tampoco se han hallado fortificaciones o murallas, armas en las tumbas o representaciones bélicas en su arte. La vida cretense era especialmente tranquila, relajada e incluso podríamos calificarla de alegre y jovial, según nos informan los numerosos frescos aparecidos en las paredes de sus edificios.

Ejemplo de escritura lineal A

Ejemplo de escritura lineal A

El primer sistema de escritura que utilizaron fue el jeroglífico aunque más tarde desarrollarían un sistema propio denominado Lineal A surgido hacia el 1900 a.C. basado en signos fonéticos silábicos, aunque a día de hoy aún no ha podido ser traducido. Con la invasión micénica sobre el 1400 a.C. se adoptó la escritura lineal B la cual sí ha sido descifrada.

Se sabe que los palacios sufrieron al menos dos destrucciones a lo largo de su historia. En la primera, los edificios fueron reconstruidos de nuevo, no así en la segunda. No se sabe bien qué sucedió, la población pudo haber abandonado la isla debido a una catástrofe natural,  por ejemplo a consecuencia de los efectos de la erupción del volcán de la cercana isla de Thera. Más información aquí. Otra teoría establece la llegada de los micénicos o aqueos como los causantes de su desaparición, tras ser la cultura minoica absorbida por  la micénica. De nuevo nos hallamos ante la repentina desaparición de una gran civilización sin que hayamos conseguido averiguar por el momento las causas exactas.

Nohmul, cuando una pirámide se convierte en carretera.

Si hace tres días nos entusiasmábamos con un descubrimiento arqueológico en Irak, hoy en cambio nos hemos despertado con una noticia desastrosa por la gravedad de una acción más que deplorable.

Nohmul es un yacimiento maya precolombino de unos 20 km cuadrados, localizado en Belice, en el cual destacaba una pirámide de 2300 años de antigüedad y 30 metros de altura.
A pesar de que la ley beliceña establece que cualquier vestigio prehispánico está protegido por el Estado, el 13 de mayo excavadoras y material pesado destruyeron el monumento y la plataforma del templo con objeto de reutilizar la piedra obtenida en la construcción de una carretera.

No hace falta recordar que el patrimonio histórico de un país lo hace único, no se puede pensar que no son más que piedras, es el pasado de un país y por tanto debe ser preservado y protegido contra oportunistas que lo puedan dañar o como en este caso destruir. Y lo peor de todo: para extraer un rendimiento de ello.

El País publica un artículo detallado con mas información.

Hallan una nueva “puerta de Ishtar”.

Bueno, a veces ocurre que el pasado remoto es noticia y el día de hoy es una buena prueba de ello.

Han hallado una nueva puerta monumental similar a la de Isthar de la antigua Babilonia. Se encuentra, cómo no, en Irak y aunque de momento está enterrada a siete metros bajo tierra, esperaremos impacientes su recuperación para poder admirarla y ver lo que tiene que contarnos que estamos seguros será mucho.

La información la publica hoy el periódico digital “20 minutos” y la encontraréis aquí

Imagen de la puerta de Isthar que se encuentra actualmente en Berlín.

Imagen de la puerta de Isthar que se encuentra actualmente en Berlín.

El estandarte de Ur

El estandarte de Ur es ante todo hoy en día una obra de arte de estilo sumerio-acadio que actualmente se conserva en el Museo Británico.
Es una caja de madera con forma trapezoidal, adornada con un mosaico formado por incrustaciones de madreperla y lapislázuli unidas originalmente a la caja con betún. El estandarte fue hallado en las excavaciones de la necrópolis real de la antigua ciudad de Ur, (Mesopotamia, actual Irak)  en 1920. Este objeto fue encontrado sobre los hombros de un hombre en la tumba de la reina Puabi, junto al resto de sirvientes y tesoros. Para más información sobre el tesoro de Puabi clica aquí. Corresponde a la época arcaica dinástica, hacia el 2600 a.C.  En ella se observan aspectos de la vida y costumbres de la sociedad mesopotámica, concretamente de los reyes de la I dinastía de Ur.

estandartedeur

Consta de dos paneles rectangulares cuyas caras miden 21,5 x 49,5 cm pero su función aún no está clara. Podría tratarse de un estandarte que se colocaba en lo alto de un mástil a la entrada del templo o del palacio, o quizás podría ser la caja de resonancia de un instrumento musical e incluso hay quien cree que sería una parte de un mueble.

Sus dos paneles son llamados “Cara de la guerra” y “Cara de la paz”. Cada uno se divide en tres frisos que se leen de abajo a arriba y de izquierda a derecha.

estandarte_ur_B

Cara de la paz

En las dos bandas inferiores de esta cara de la paz está representada una procesión de siervos portando los tributos que van a ofrecer a su patesi o rey. En la fila superior se puede ver una celebración en la cual observamos al rey sentado, en el lado izquierdo. Su imagen tiene un mayor tamaño que la del resto de personajes atendiendo a la ley de jerarquía, rasgo común con las representaciones egipcias. Los súbditos están sentados frente a él bebiendo.

Músico y cantante

Músico y cantante

En esta misma banda destacamos la curiosa escena en la fila superior, esquina derecha, en la que un músico toca el arpa amenizando la fiesta. A su lado se encuentra un cantante con las manos sobre el pecho.

En la cara de la guerra se narra una victoria militar y la posterior celebración. En la hilera inferior aparecen carros de cuatro ruedas comandados por el rey y su visir, armados con lanzas y un carcaj con flechas, los cuales avanzan arrollando a los enemigos.

Cara de la guerra

Cara de la guerra

El rey y sus súbditos llevan un casco que deja la cara descubierta. En la banda central podemos observar a los enemigos supervivientes siendo conducidos ante el rey con grilletes en las manos. Finalmente la banda superior muestra a los prisioneros atados ante el rey, de nuevo representado con un tamaño superior al del resto de personajes y portando una lanza. Todos los personajes están representados de perfil, otro rasgo común con el arte egipcio.

Tras una cuidadosa reconstrucción, pues se encontró prácticamente destrozado, el estandarte de Ur se reveló como un documento historiado en imágenes muy valioso que nos permite conocer la forma de vida de la sociedad mesopotámica en lo que respecta tanto a sus actividades cotidianas como a las ceremoniales.

Los barcos de Calígula en el siglo XX

Busto de Calígula

Busto de Calígula

Su verdadero nombre era Cayo César Augusto Germánico. Fue el tercer emperador de Roma tras Augusto y Tiberio y pertenecía a la dinastía Julio-Claudia instaurada por Augusto. Calígula era el mote por el que se le conocía que venía a significar “botitas”, pues desde pequeño se acostumbró al uso del calzado de los soldados romanos denominado calige. 

La primera etapa de su mandato se caracterizó por una gestión impecable que llevó al imperio a un periodo de prosperidad. Todo cambió a raíz de una grave enfermedad tras la cual el emperador nunca volvió a ser el mismo. Su fama de excéntrico es de sobras conocida, así como su locura y su crueldad que marcaron el resto de su gobierno, hasta que finalmente en el año 41, tan solo cuatro años después de subir al poder, fue asesinado por su propia guardia pretoriana. El Senado romano dictó la damnatio memoriae, un edicto por el cual se condenaba la memoria de un enemigo del Estado tras su muerte. Por ello se procedió a eliminar todo cuanto pudiera recordar al condenado: inscripciones, imágenes, mosaicos, monumentos etc. Una total condena al olvido.

Uno de los barcos

Uno de los barcos

Sin embargo, algunas de sus obras sobrevivieron en cierto modo, tal es el caso de los dos enormes navíos de recreo que Calígula había mandado construir en el lago Nemi en las afueras de Roma, sobre el año 37 de nuestra era.

El lago Nemi

El lago Nemi

Calígula_barco2

Fueron los navíos más majestuosos y lujosos que habían sido construidos hasta la fecha. Tenían grandes columnas, mosaicos y recubrimientos de pan de oro, además de una moderna tecnología para la época.

Vista de uno de los cascos

Vista de uno de los cascos

Estaban dotados incluso de un sistema de calefacción por medio de tubos de aire caliente bajo los mosaicos. Se propulsaban a remo y a vela y no habían sido diseñados para la navegación en aguas abiertas. Las embarcaciones fueron hundidas tras el asesinato de Calígula, permaneciendo casi 1900 años bajo el agua. En el siglo XV nació un claro interés por encontrar dichos barcos sin éxito. En el siglo XIX se recuperaron varias piezas de mosaico y mármoles.

Algunos de los objetos recuperados.

Algunos de los objetos recuperados.

En 1928 Mussolini decidió hacer drenar el lago para rescatar los dos navíos de 71 y 73 metros de eslora por 20 metros de manga. En 1931 los dos barcos emergieron tras remover 40 millones de metros cúbicos de agua, una obra faraónica sin duda. Se edificó un museo en la orilla para albergar ambas naves.

Ancla de uno de los dos barcos.

Ancla de uno de los dos barcos.

Los investigadores discuten acerca de la función de dichas embarcaciones, unos creen que debido a su rica ornamentación fueron barcos de placer para entretenimiento de sus pasajeros, otros piensan que podían constituir plataformas para la realización del culto a Isis del que Calígula era adepto. Por otro lado, en este lago se celebraba el culto a la diosa Diana cuyo santuario se hallaba en una de sus orillas, por lo que las embarcaciones podrían haber sido templos flotantes en honor a Diana.

Visitas a los barcos

Visitas a los barcos

Sea como fuere, el 31 de mayo de 1944, en plena Segunda Guerra Mundial, el ejército alemán durante su retirada de Italia, bombardeó intencionadamente este museo con las dos embarcaciones en su interior. Había transcurrido poco más de una década desde la recuperación de las naves del fondo del lago para esta vez desaparecer para siempre.